En Navidad

“Toda la tierra se alegra”, es un bonito mensaje que cantamos en Navidad, la luz se acerca, los días más cortos del año pronto dejarán de serlo para empezar a crecer, las horas de luz paulatinamente se irán alargando, y así ciclo tras ciclo,  llegadas estas fechas la humanidad enciende velas y luces, adorna los pueblos y ciudades con la esperanza puesta en que la luz regrese, sin la luz la vida en la tierra moriría sin remedio.
Hemos perdido el significado primero, aquel de porqué encendíamos velas precisamente en el tiempo de la espera, esperamos que llegue la luz que se fue alejando de la tierra, y que a partir del solsticio de invierno vuelva, y se alejen las sombras.
La cristianización termino con el paganismo de los primitivos hombres de la tierra, hombres de tierra de vida natural encadenados a los cambios climáticos y a las estaciones, ellos sabían, que el día 24 de Diciembre (hora más o menos) la luz retorna, y lo celebraban de una forma luminosa, gozosa… con luces y alegría.
Queridos amigos nunca os faltará la luz, mirad siempre de frente a ella, dejaros envolver, y nunca nunca dejéis de estar en el lado de la luz, llegado el final del camino dejaros arropar por ella.
Feliz solsticio de invierno.
Elisa

La tierra se interpone entre la Luna y el Sol para propiciar un eclipse total de luna coincidiendo con el solsticio de invierno, en una fotografía tomada desde Arlington (Estados Unidos), la noche del 20 al 21 de diciembre de 2010. El eclipse tuvo una duración total de unas tres horas y veinte y ocho minutos. Autor: EFE Publicada el 22/12/2010 a las 19:41h.

Anuncios

About elichenca

Soy una persona tranquila, me gusta salir a pasear por el campo, hacer fotografías, montar en bicicleta, nadar. Una de mis aficiones es la lectura, y me gusta escribir. Me gusta reunirme con los amigos para charlar tranquilamente al amor de la lumbre, si no hay lumbre, cualquier otro sitio es bueno. Me gusta pensar que dentro de mi hay un eje diamantino, que hace que me mantenga firme y erguida para que cualquier cosa que sobre mi caiga, no me haga tambalear. Esta es una idea de Ángel Ganivet, que leí hace mucho tiempo, me ayuda en el diario vivir. Elisa
Esta entrada fue publicada en Sin categoría. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s